Peques

Con mucha alegría, ofrecemos el espacio de AUSHADHI y la sabiduría del Yoga y de la Danza a esos seres tan especiales que nos acompañan, aquellos que son pequeños de apariencia pero enormes en su interior. Los niños tienen algo muy importante que los hace diferenciarse de sus compañeros más "mayores": su pureza, pues todavía han sido poco condicionados por la sociedad y cultura en la que vivimos.

Estos pequeños seres sienten, reflexionan, toman decisiones y actúan, sin embargo, no poseen grandes inhibidores ni muchas experiencias previas que influencien su acción en el mundo, viven el presente con una intensidad inimaginable para la mayoría de los adultos y portan la mayor capacidad de aprendizaje posible: una situación maravillosa y esperanzadora que debe ser tratada con el máximo cuidado y sensibilidad, para evitar hacerles herederos de nuestra ignorancia y de nuestros traumas.

Lo que podemos hacer por ellos es preservar esas preciosas cualidades con las que han venido al mundo, darles herramientas para afrontar y disfrutar la vida manteniendo y potenciando su pureza, imaginación y creatividad naturales. Ofrecerles esto en un lenguaje que puedan comprender: el juego, que mágicamente nos enseña también, recordándonos que sólo jugando podemos vivir en plenitud

nivel pedagógico, creemos en una educación que nos haga partícipes de nuestro propio desarrollo, un acompañamiento que a través de valores de responsabilidad y respeto, amor y libertad, nos aliente a pensar libremente, nos motive a aprender y a crecer con la fuerza que otorga avanzar con confianza

Nos basamos y crecemos con la experimentación. Creemos que la naturaleza singular de cada ser humano ha de ser respetada para posibilitar una real y natural integración.

Estas pequeñas personas son los protagonistas de su vida y la tienen que vivir viviendo; las familias somos acompañantes en la ardua a la par que maravillosa tarea de crecer con ellas, junto a ellas.

El Yoga y la danza promueven la integración completa de la persona en su cuerpo, mente, pensamiento y emoción, estableciéndonos en niveles de consciencia más sanos, equilibrados y expansivos, logrando así una inmensa mejora y potenciación de nuestras vidas.